Escribir para un concurso literario… y perderlo

Escribir para un concurso literario… y perderlo

Supongamos que te has dado el tiempo, has tomado el concurso como una meta, te dedicaste un año (o dos), fuiste a sacar tus copias, llegaste a la paquetería con las manos sudorosas, tuviste incluso el cuidado de no poner tu nombre real en el remitente, sino el seudónimo que elegiste para concursar y después de esperar pacientemente la fecha de dictamen, llega el día, abres la página y no ves tu nombre.

Escribir para un concurso literario en tres, dos…

Escribir para un concurso literario en tres, dos…

¡En esta emocionante entrega en Impetuosa, la escritora Cecilia Magaña desglosa los derroteros por los que suelen irse los escritores al decidir entrar a un concurso literario! ¡Lee este artículo y descubre cuál es el mejor enfoque para abordar esta clase de certámenes con mejores oportunidades y sobre todo, con una obra de la que estés orgulloso!

Los estímulos a la creación artística y el sexo prematrimonial

Los estímulos a la creación artística y el sexo prematrimonial

Hay una buena cantidad de becas y apoyos para artistas que, en el caso particular de los escritores son una maravilla: mientras las demás disciplinas artísticas reciben un dinero mensual que se gastan en materiales, equipo y nóminas para llevar a cabo sus proyectos, los escritores sólo necesitamos papel y pluma, la computadora y la red. A veces ni eso.

Ser publicado o autopublicarse, esa es la cuestión.

Ser publicado o autopublicarse, esa es la cuestión.

No es verdad que escribimos para nosotros mismos (si alguien te lo ha dicho, está mintiendo), escribimos para ser leídos y una forma de hacerlo es la publicación impresa. Pero, ¿qué pasa cuando mandas tu material a diversas editoriales y no hay respuesta? ¿qué hacer si alguien se comunica y te dice: “claro, te publicamos y te cobramos tanto”?

Página 4 de 6« Primera...23456