Patreon establece una relación continua y de apoyo directo y en privado entre el creador y sus clientes. Permite al artista crear bajo sus propios términos.


“Quiero que mi salario sea pagado por personas individuales a las que les gusta mi trabajo.”

La escritora Monica Byrne recibe la mayor parte de sus ingresos en Patreon.

Lo bonito de trabajar con plataformas digitales es que puedes definir y redefinir tus metas, las recompensas ofrecidas a tus fans y en qué usarás el dinero. No le rindes cuentas más que a tus seguidores y ellos no están obligados a seguirte por siempre. La cobranza la hace Patreon y tú te dedicas a crear.

“La retroalimentación de los mecenas reunidos aquí ha sido GENIAL. Está funcionando. Leo comentarios, discutimos, amo la retroalimentación, estoy entendiendo cómo funciona este sistema MIENTRAS AVANZO, con la ayuda de la gente de aquí.”
Amanda Palmer hace muchas cosas en Patreon y no le gustan los deadlines.

No estás solo, qué mejor que las personas que disfrutan tu trabajo y lo admiran para preguntarles qué les gustaría ver de nuevo y que conozcan más de ti. Aprovecha que la gente está empezando a pagar por lo que le gusta en internet. No importa que al principio tengas poquitos seguidores, en conjunto pueden hacer un diferencia para aligerar algunos gastos y sobre todo ser un estímulo tangible.

Varios de los artistas a los que les dono comentan que han dejado de escribir en sus blogs públicos para hacerlo directamente en Patreon. Son en general creadores que entregan de manera digital sus recompensas y privilegian el acceso a sus contenidos a sus donadores.

Nos encanta clasificar. El título de esta nota bien podría ser “Patreon como un salario para creadores”. Video, música, texto, dibujo, pintura, animación, podcasts, juegos, fotografía, comedia, ciencia, educación, tutoriales, baile, etc. son algunas de las categorías de esta plataforma, una guía nada más. La forma de entregar estos contenidos puede ser tan creativa como te lo propongas, pero siempre habrá que “escribir” un guión para concretar las entregas.

Revistas, blogs protegidos con contraseña, correos exclusivos, videollamadas, son algunas de las recompensas más comunes ofrecidas por los creadores. Pienso que no debería de haber recompensas. Para mí la recompensa más grande que puedo recibir es que el creador reciba su salario o cubra sus gastos de producción y continúe haciendo lo que hace sin tener que dedicar su vida a otra cosa que no disfrute tanto.

Compartió para impetuosa Jos Velasco.

[publicidad]

Te invitamos a seguirnos en las redes sociales para recibir nuestros contenidos:

Si lo prefieres puedes leernos directamente en tu correo:

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.


¿Ya conoces impetuosaTV? Por $200 MXP puedes ver nuestra última plática.
Conoce el programa e inscríbete:

Deja un comentario